Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Reiki’ Category

    Chakra mano Esta es la pregunta recurrente de cuantos se acercan por primera vez a la terapia.  La traducción literal del término japonés es “Energía Vital Universal” y su acción puede explicarse de muchas maneras, en función de la escuela en la que hayamos estudiado o la corriente de pensamiento del terapeuta. Mi maestro me lo explicó como una sintonización, a mí me gusta compararlo con la música. Es una imagen sencilla que se asemeja bastante a lo que ocurre. Una sesión de Reiki es como afinar un instrumento, solo que en este caso el instrumento es la persona que recibe la terapia y el músico es el maestro de Reiki. Cuando un músico se dispone a afinar, utiliza un diapasón que emite una nota de referencia; el músico va afinando hasta que el instrumento suena igual que el diapasón. En una sesión de reiki, la “nota de referencia” es la energía vital universal y la afinación se produce, básicamente, por resonancia. Y ¿qué es la resonancia? Es cuando un cuerpo comienza a vibrar por la acción de otra vibración sobre él. Por ejemplo: para que un diapasón emita sonido es necesario golpearlo ligeramente, pero también comienza a sonar si ponemos muy cerca de él otro diapasón que ya está emitiendo sonido. La onda sonora golpea el diapasón en reposo y éste comienza a sonar. Esto es lo que ocurre en una sesión de Reiki. El maestro de Reiki sintoniza con la energía vital universal y su campo energético comienza a vibrar en esa frecuencia. Al acercar sus manos a la persona que recibe la sesión, por resonancia, su campo energético comienza a vibrar también en esta frecuencia. Cómo es capaz de sintonizar el maestro, se escapa de la longitud de un simple artículo divulgativo.

¿Y qué tiene que ver esto con la salud?

     Cuando desarrollamos un síntoma físico o emocional, como estrés o ansiedad, es porque nuestro campo energético se ha “desafinado”. Cada una de nuestras capas aurales  tiene una frecuencia de vibración propia; cuando esta frecuencia varía ( shock emocional, malos hábitos continuados, desajuste…) entonces enfermamos.  La enfermedad no es más que una consecuencia física del desarreglo energético,  “sonamos mal”. Al recuperar la frecuencia natural, el síntoma físico desaparece. Así que podemos tratar cualquier desajuste de salud, ya sea físico, emocional o mental a través del Reiki. Fue declarada terapia complementaria por la OMS en el 2002. Está siendo implementada como tal con gran éxito en los principales hospitales de España, en el área de oncología e infantil. 

Y si no estamos enfermos, nos ayuda a mantener nuestro cuerpo “afinado”, mejorando nuestra calidad de vida.

cartel reiki

Read Full Post »

Sólo por hoy, no te enojes

segundo ppo reiki¿Cuándo fue la última vez que sonreíste? El enojo es como una gran tela de araña que nos atrapa, cuanto más luchamos más nos enredamos: me enfado por lo que sea que ha causado el malestar y luego me enfado por estar enfadado, o no disfruto de algo bueno porque aún sigo enfadado…¿Hay algo más absurdo? Volvamos por un momento los ojos a los grandes maestros de nuestro día a día: los niños. Se enfadan, y ¿cuánto les dura el enfado? Siguen con otra cosa y son capaces de pasar en un segundo del enfado a la risa más contagiosa. ¡No se enganchan en las emociones! Sin embargo los adultos nos caracterizamos por largos periodos emocionales, pero curiosamente sólo si son destructivos. Si tengo miedo, dura días, a veces incluso una vida completa; si estoy enfadado, lo estoy por largo rato pase lo que pase, incluso días, a veces hay quien vive directamente enfadado; pero si estoy feliz, dura solo un momento, enseguida volvemos al miedo o al enfado o a la desesperanza…”lo bueno dura poco”.

La ira refleja nuestro miedo. Cuando nos enfadamos, realmente lo que estamos ocultando es miedo. Miedo a perder, a que no me quieran, a bajar de estatus, a ser agredido…Y hemos acumulado tanto miedo a nivel social y familiar, que nos parece normal estar enfadados, no lo cuestionamos, simplemente “¡estoy defendiéndome!, ¡cómo voy a permitir esto, qué se ha creído!, tengo derecho a estar enfadado”.

El miedo nos paraliza, por eso creamos una respuesta dinámica para superarlo y poder defendernos: la ira. Pero la ira ciega, pues es una respuesta creada con mucha energía para superar una parálisis, por lo que lleva mucho movimiento. La ira es una respuesta desmesurada que nos hace gastar mucha energía vital y, en la mayoría de los casos, nos lleva a actuar de forma que, cuando “nos enfriamos”, lamentamos, pues reconocemos el exceso. La ira nos desgasta, nos enferma y nos aísla. ¿Qué hacer? Aprender a responder en la justa medida de las circunstancias.

La empatía es una buena herramienta para contrarrestar la ira. Cuando nos ponemos en la piel del otro es más fácil comprender por qué actúa del modo que lo hace. Esto no significa que justifiquemos su comportamiento o que nos vayamos de copas, pero nos permite mantener la distancia justa, tanto física como emocional, para actuar con la medida adecuada. Comprender que todos nos equivocamos en algún momento, que no siempre estamos capacitados para dar la mejor respuesta, que a veces simplemente no sabemos que hacer y lo enredamos todo… es importante para no enojarnos. Puede que no nos guste, pero no nos enoja. Y si mantenemos la calma, somos capaces de buscar soluciones sin dejarnos la piel ni la salud en el intento. Se amable, siempre. Aunque creas que sí, realmente no sabes cómo actuarías tú si estuvieras viviendo su circunstancia. Cada experiencia es una enseñanza. Extrae la moraleja, al final siempre se trata de lo mismo: aprender a amar y a confiar en que todo cuanto ocurre es coherente con el orden del Universo.

La ira ciega, El amor sana.

Sólo por hoy, Sonríe.

cartel reiki

Read Full Post »

Sólo por hoy, no te preocupesPrimer principio reikido

     La principal causa de desasosiego en nuestra vida es la preocupación. Gastamos una cantidad de energía inmensa en preocuparnos, energía que debería estar destinada al mantenimiento de nuestra salud y a nuestra función mental, entre otros aspectos. Y nos cansamos, nos sentimos cansados, sabemos que la preocupación nos agota, pero seguimos preocupándonos. ¿Qué nos pasa?

     Nos hemos desconectado tanto del espíritu y de la ley natural que hemos pervertido los valores. Si no nos preocupamos, no somos responsables, no amamos… Pero la preocupación es una respuesta anticipada a algo que aún no ha ocurrido, y mientras estamos ocupados de eso que no ha ocurrido, estamos desatendiendo lo que está ocurriendo. Así nos encontramos con madres agotadas por la preocupación de sus hijos, e hijos llenos de soledad porque no sienten el amor de su madre, a pesar de los desvelos de ésta. O con pilas de papeles por resolver en el trabajo, a pesar de hacer horas extras.

“Sólo por hoy” es una actitud zen, es una llamada al aquí y al ahora. Es una toma de conciencia de que sólo el presente es real. Nos anclamos en el pasado, con los recuerdos, los miedos o la melancolía, dejando que afecten nuestras decisiones. Nos adelantamos al futuro, dando respuesta a algo que aún no ha ocurrido y que lo más probable es que no ocurra, pues el futuro es un  abanico de posibilidades que se va cerrando en función de nuestras decisiones. Y entre tanto la vida pasa… y ¿qué vivimos? Luego volvemos a lamentar el haber dejado pasar aquella oportunidad…

     Despreocuparse es un acto de conciencia en el que retomamos la sabiduría de vivir según las leyes del universo, las leyes de la vida. Implica aceptar  que todo tiene su ritmo, incluido mi vida y cuanto en ella acontece. Y respeto ese ritmo, y me dejo llevar por él, fluyendo, y en el fluir, encuentro mi paz.

Libérate.

Sólo por hoy di: NO.

Sólo por hoy, fluye.

cartel reiki

Read Full Post »