Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Naturopatía’ Category

Botiquín natural

hierbas-y-plantas-medicinalesA todos nos cuesta al principio elegir aquellas plantas que deben ser nuestras compañeras inseparables en el hogar, nuestras auxiliadoras en los pequeños contratiempos domésticos o malestares simples. Os dejo un resumen de plantas y compuestos naturales que, a modo de fondo de armario, no deberían faltar en ningún hogar:

  • Para el dolor y la inflamación: Árnica, Harpagofito, cúrcuma y jengibre
  • Para digestiones pesadas: manzanilla dulce, anís estrellado, boldo y fenogreco.
  • Para relajar: pasiflora, hierba luisa, melisa.
  • Para dormir mejor: valeriana, pasiflora, azahar, amapola
  • Para aliviar la tos: drosera
  • Para expectorar: marrubio, llantén, pino.
  • Para bajar la fiebre alta: arcilla roja, tila, lavanda.
  • Para infecciones: orégano, tomillo
  • Contra hongos: árbol del te ( aceite esencial)
  • Infecciones urinarias: gayuba, arándano rojo.

Puedes escoger una de cada clase o preparar una mezcla. Si tienes alguna duda, consulta con tu herborista o terapeuta.

 

La información dada en este artítulo es orientativa. Agrantea no se hace responsable del mal uso que de ella pueda derivarse.

 

Anuncios

Read Full Post »

Lumbalgia

     El término lumbalgia se aplica para describir el dolor que aparece en la parte baja de la espalda, afectando a la zona lumbar de la columna vertebral. La causa de dicho dolor es variada y, aunque aparece más corrientemente en personas mayores, cada vez son más los jóvenes que la padecen. En la medicina natural y la acupuntura encontramos grandes aliados que nos ayudan a aliviar el dolor y mejorar el estado de nuestra columna.

     Las dos causas principales de lumbalgia son: postura incorrecta y degradación. Veamos cada una de ellas desde distinta perspectivas y el modo de afrontarlas.

     Los casos más sencillos de lumbalgias son aquellos debidos a incorrecciones posturales. Pasar muchas horas sentado o de pie o mantener la espalda encorvada echando todo el peso sobre la zona lumbar, provoca lumbalgia. También ocurre cuando cogemos peso cargando dicha zona, el típico “tirón de riñones” para levantar el peso doblando la espalda en vez de agacharnos doblando las rodillas. La repetición de estas acciones acaba inflamando la zona e incluso rotando vértebras, dando lugar al dolor. Una vez que aparece la inflamación, es necesario tratarla. Pero debemos cambiar nuestra rutinas si no queremos que vuelva a aparecer. Si bien es cierto que no podemos cambiar nuestras ocho horas sentados en la silla de la oficina, o cargando cajas de reparto, sí que podemos las dieciséis horas restantes mimar nuestra espalda y ayudarla a relajarse, evitando así que la inflamación suba. ¿Cómo? Algunos ejemplos:

–          Caminar, al menos, media hora seguida.

–          Realizar estiramientos de espalda.

–          Practicar algunos ejercicios energéticos  como yoga, taiji o qi gong.

–          Masaje o quiroplastia.

–          Colchón adecuado.

     Para aliviar el dolor podemos tomar infusiones de plantas relajantes y antiinflamatorias, como el saúco.

     Los casos más complicados de lumbalgias proceden de la derivación de una enfermedad, como reúma, artrosis, osteoporosis o implicaciones psicológicas. El tratamiento, en estos casos, dependerá de la enfermedad de base. Sin embargo, desde el punto de vista de la Medicina Tradicional China (MTC) y de las terapias energéticas, existe un punto en común: debilidad de la energía asociada a los riñones.

     El cuerpo humano obtiene la energía que necesita para sus procesos metabólicos de los alimentos, del aire y de los riñones. Los riñones son las baterías de nuestro cuerpo. Cuando nos falta energía, los riñones la aportan. También gastamos energía renal en la fabricación de las células reproductoras y en situaciones de estrés y miedo. Como cualquier batería en uso, los riñones se descargan si no le suministramos el aporte que necesita para proveernos de energía. Cuando esto sucede, aparecen, entre otros síntomas, lumbalgias. Si la descarga es prolongada, se desarrollan enfermedades de los huesos ( artrosis, artritis, reúma, osteoporosis…). ¿Qué podemos hacer entonces? Aquí es donde las terapias naturales y la acupuntura ofrecen un gran servicio paliativo.

     La acupuntura trata la lumbalgia actuando sobre los riñones, ayudándoles a recuperar parte de su carga energética. Si los riñones están más fuertes, todos los procesos metabólicos asociados a ellos se realizan mejor, de modo que los huesos no degeneran tan rápido. También actúa de forma local disminuyendo la inflamación y el dolor.

     El empleo de plantas medicinales remineralizantes  también frena el proceso de degeneración ósea, y, por tanto, el agravamiento de la lumbalgia. Entre ellas puede citarse la cola de caballo.

     Los ejercicios energéticos antes mencionados, ayudan también a recuperar parte de la carga energética de los riñones. Son el complemento perfecto para cualquier tratamiento.

     Si la causa de la lumbalgia es psicológica o debido a un periodo de estrés, habrá que trabajar la parte emocional para corregir la respuesta que agota a los riñones y cambiarla por otra más constructiva. La emoción asociada a los riñones es el miedo. Cualquier situación que nos genere esa emoción, especialmente si está relacionada con la economía, vaciará nuestros riñones. Buscad la causa de nuestro miedo, y, si no sois capaces de encontrarla, simplemente miraos al espejo y decid: “tengo todo cuanto necesito para vivir con comodidad y alegría. Estoy a salvo.” Convertid esta frase en vuestro mantra y repetirlo siempre que sintáis temor, tantas veces como sea necesario hasta realmente haya pasado el miedo. Escuchad cada una de las palabras que decís, empapaos de ellas, tenéis que creerlas, repetirlas por que sí no servirá de nada. Las flores de Bach son muy útiles en estos casos.

Advertencia: las plantas mencionadas en este artículo son solo orientativas. Consulte con un experto antes de comenzar a tomar cualquier planta medicinal.

Read Full Post »

     El estreñimiento es un desajuste intestinal muy común y generalizado, pero no por ello sin importancia. En los intestinos se produce la última fase de la digestión:

  •  Es donde se separan los nutrientes de los productos de desecho.
  • Difunde los nutrientes a través de las paredes intestinales al torrente sanguíneo, para alimentar todas las células.
  • Elimina los productos de desecho.

     El problema del estreñimiento no es simplemente que se retrase la evacuación y nos sintamos hinchados y con sensación de hartazgo, es que se altera también la absorción de nutrientes provocando carencias. Es cuando decimos: “Como de todo pero no absorbo las vitaminas, el hierro…”

¿Cómo debemos actuar?

     Debemos evitar tomar laxantes a discreción. el intestino se vuelve vago y se hace dependiente a ellos, con lo que cada vez tenemos que tomarlos más seguidos y en dosis más altas. A largo plazo, el intestino se paraliza. Los laxantes son adecuados, únicamente, como ayuda de excepción.

     El mejor modo de aliviar el estreñimiento es conocer la causa. Puede ser debido a:

  • Malos hábitos alimenticios.
  • Estrés.
  • Disfunción hepática.
  • Psicológica – emocional: miedo a quedarse sin nada.

     En la mayoría de los casos se produce una mezcla de causas, que generalmente son: una mala alimentación y estrés.  En estos casos es necesario cambiar los hábitos alimenticios y rebajar los niveles de estrés mediante técnicas de relajación y/o ejercicio físico. cuando se trata de una disfunción hepática, entonces es importante drenar el hígado mediante una limpieza hepática y modificar la alimentación de modo que ayude al correcto funcionamiento hepático. El caso emocional es más común de lo que nos creemos, pero el que menos reconocemos, y suele estar implícito en la mayoría de nosotros. En este caso, lo mejor es ayudarse con Flores de Bach, además de una dieta equilibrada.

¿Cuáles son los alimentos que perjudican al intestino y favorecen el estreñimiento?

Los picantes, las especias fuertes que producen calor o sudoración al ingerirlas, las bebidas gaseosas, la carne ( en exceso), beber poca agua ( menos de dos litros diarios),comidas “secas” ( bocadillos, pizzas, arroz, frutos secos..), café, tabaco, alcohol…

¿Qué alimentos ayudan a evitar el estreñimiento?

Todos aquellos que provocan el movimiento intestinal: alimentos ricos en fibra y agua. Por tanto: verduras, frutas y cereales integrales. Entre ellos: espinacas, guisantes, piña, naranja, kiwi,salvado… Y BEBER, AL MENOS, DOS LITROS DE AGUA DIARIOS. Además, podemos tomar infusiones de plantas medicinales que ayuden a la digestión. Por ejemplo: manzanilla, menta-poleo, anís verde, hinojo…

¿Qué podemos tomar como laxante?

     Únicamente, y como caso excepcional, tomaremos laxante cuando haya acumulación de varios días. Junto al laxante, debe variarse inmediatamente la dieta, y cambiar los hábitos alimenticios hacia aquellos que favorecen el correcto funcionamiento intestinal.

Como laxante podemos tomar: carbonato de magnesio, sen, cáscara sagrada, entre  otros. Consulte con su herborista.

Y sobre todo recordad:

Una correcta alimentación y una actitud positiva hacia la vida, de crecimiento y solución de conflictos, es la base para una buena salud.

Sonreid a la vida, y la vida os sonreirá.

Read Full Post »

Mucho y durante largo tiempo han sufrido nuestros riñones si hemos llegado a generar un cólico nefrítico. El mejor tratamiento para este mal es la prevención, evitando que se formen los cálculos,  pero ya que estamos aquí, veamos como superarlo:

  • Tomar en infusión, tres veces diarias, rompepiedra, arenaria y grama. Disolverá la piedra y se eliminará en forma de arenilla. Conviene continuar tomándola una semana más después de haber eliminado los cálculos o que hayan desaparecido las molestias.
  • Si hay infección, añadir extracto de arándano rojo a la infusión anterior.
  • Beber 2l de agua de manantial diarios.
  • Evitar las bebidas alcohólicas y carbonatadas,  la cafeína y el tabaco.
  • Disminuya el consumo de tomate, sobre todo la piel.

                                                      

Cuando se desarrolla un cólico nefrítico, si no lo tratamos adecuadamente, repetirá. Así que es necesario cambiar los hábitos que dañan al riñón por unos más saludables, evitándonos pasar de nuevo por la desagradable experiencia de un cólico. Como normas generales:

  • Beber 2l de agua diarios.
  • Tomar durante una semana, mensualmente, una infusión de cola de caballo tres veces al día.
  • Reducir la cafeína, el alcohol y el tabaco.
  • Reducir la sal, los alimentos que suben al ácido úrico (como la carne roja) , los picantes y el azúcar industrial.
  • Reducir el estrés.

Con estos sencillos hábitos, mejorará la salud de nuestros riñones y ganaremos calidad de vida.

Read Full Post »

    La primavera es la época del año en que nuestro hígado agradece de forma especial los cuidados que le damos. La mejor ayuda que podemos ofrecerle para que funcione corectamente es una dieta equilibrada, libre de grasas saturadas y rica en verduras y frutas, así como una actitud tranquila, libre de rencores y rabia. Todo esto reulta un tanto difícil dada la estresante vida que todos llevamos, en la que casi no queda tiempo para comer ( y mucho menos para cocinar) y en la que es raro que no nos enfademos, al menos una vez a lo largo del día. Así que, dadas las circunstancias, y en tanto hacemos lo que podemos para acercarnos al ideal de vida sana ( uff!), podemos echar una manita a nuestro sufrido hígado:

  • Aprovechemos que empieza a hacer calorcito para añadir varias piezas de fruta a nuestro desayuno habitual ( ¡hay que desayunar!)
  • Cambiemos los refrescos por batidos, zumos naturales, gazpacho… ( No se tarda nada en triturar unas piezas de fruta en la turmix).
  • Tomad infusiones de diente de león, cardo mariano y alcachofa. Sabe un poco amargo, pero sienta muy bien.
  • Tomad te rojo o verde.
  • Y ahora… el depurativo hepático por excelencia: cuece 1kg. de alcachofas en agua suficiente, sin añadir sal ni aceite. Cuela el caldo y bébelo a lo largo del día. Puedes añadir una gotas de limón, pero no edulcorantes ( azúcar, miel…). Aprovecha las alcachofas para cocinarlas según tu receta preferida.  Repite durante un semana, descansa unos días y empieza de nuevo. Completa tres tomas. Esto puedes hacerlo siempre que sientas que el hígado está congestionado.
  • Aumenta la ingesta de vitamina B. Puedes encontrar el grupo completo en la levadura de cerveza. También puedes optar por adquirir algún complemento dietético que recoja este grupo de vitaminas, pero es importante que recoja el grupo completo, así evitamos retener líquidos. No olvides beber mucha agua siempre que tomes vitaminas, especialmente si empieza a hacer calor.
  • Sacúdete los enfados, perjudican seriamente tu salud.
                                        

  Y por último: ¡SONRÍE! ES LA MEDICINA UNIVERSAL QUE CURA TODOS LOS MALES

      <a href=”

http://www.imagenes-gratis.net/smile-1231914273

      ” target=”_blank” title=”imagenes para blogspot”>
      <img src=”

http://www.imagenes-gratis.net/showthumb.php?image=123b6b4ad70a020c63cc807f3cf1a09b.jpg

      ” alt=”imagenes para blogspot” border=”0″></a>
     

Read Full Post »

En esta época en que podemos disfrutar de un hermoso paisaje floral, también empezamos a sufrir las consecuencias de las altas concentraciones de polen que, junto a los ácaros, partículas de polvo y demás pequeños intrusos hacen nuestros días un poco desesperantes cuando no insufribles.

En  la naturopatía y la acupuntura encontramos aliados que nos ayudan a superar las crisis de las alergias primaverales. Ahí van unos consejos:

  • Disminuye el consumo de lácteos durante la época en que sufres de alergia. Los lácteos espesan la mucosidad en bronquios y pulmones y hacen más dificultosa la respiración, especialmente si se sufre asma.
  • Aumentar las verduras de hoja verde y los frutos secos para compensar la disminución en la ingesta de calcio procedente de los lácteos que hemos eliminado temporalmente de nuestra dieta.
  • Las infusiones de rooibos ayudan en las alergias alimentarias, disminuyendo el rechazo.
  • La auriculopuntura es especialmente útil, pues la acción continuada de la aguja disminuye considerablemente las crisis alérgicas así como los malestares propios de la reacción alérgica ( dolor de cabeza, rinitis, picor en los ojos…) ¡Y no tiene efectos secundarios!

Read Full Post »